Alimentación escolar saludable y producción local

En Argentina uno de cada tres estudiantes presenta sobrepeso según la Encuesta Mundial de Salud Escolar 2013. En otros países de la región se conocen cifras parecidas de sobrepeso y obesidad productos de una alimentación no apropiada.

Los kioscos y comedores escolares podrían ser un instrumento de fortaleckiosco saludableer la alimentación más saludable. No obstante hasta ahora aportan más al contrario. Solamente en una de cuatro escuelas se ofrecen frutas y verduras en los kioscos. Ocho de cada diez escuelas se ofrecen bebidas azucaradas.

Frente a esta situación son muy positivas las iniciativas de fomentar el consumo de alimentos saludables en las escuelas. En Uruguay las cantinas de las escuelas y liceos no deben tener más bebidas cola, snacks, alfajores, ni otros alimentos considerados dañinos para la salud. El Ministerio de Salud Pública, instó a vender solo comida y bebida saludable. Autorizados son jugos con un 100% de fruta, bizcochuelos hechos con aceite, postres elaborados con leche, frutas y cereales (siga enlace).

La Ciudad de Buenos Aires aprobó un proyecto parecido que aspira a promover hábitos saludables en los escolares mediante la implementación de guías de alimentos y bebidas en los kioscos (enlace).

Desde la perspectiva del Desarrollo Económico Local sería interesante de aprovechar estos programas para promover la producción local de alimentos. Supongo que comida escolar representa un valor importante en la compra de los colegios públicos y privados. Además gastan los alumnos mismos dinero adicional de sus propios bolsillos para comprar en los kioscos escolares.

En Perú existe el Programa Nacional de Alimentación Escolar “Qali Warma” (“niño vigoroso” en quechua) que pretende contribuir al desarrollo y la inclusión social en Perú fomentando la alimentación saludable y la producción local de alimentos. El proceso para la atención del servicio alimentario incluye la planificación del menú escolar, el proceso de compra y la gestión del servicio alimentario.

El programa “Qali Warma” usa proveedores locales para fomentar la producción regional. Lamentablemente del programa hubo varias denuncias contra los proveedores por haber entrega alimentos en malas condiciones.

A pesar de las deficiencias prácticas son prometedores estos ejemplos de trabajar para una alimentación más saludable de la población escolar. A la vez es una excelente oportunidad para las empresas agroalimentarias locales de aportar y beneficiar de estas nuevas políticas. Así invito a los lectores de esta nota de compartir otros ejemplos parecidos y motivadores.