Creativity in small rural towns

Kappeln/ Schlei - Small town in Northern Germany where I lived my teenager time

Creativity is seen as a factor in the current development. In the past the territory’s economic success depended on the availability of natural resources or infrastructure, but with the natural advantages are given and limited infrastructure and loses its relative importance as it advances across the board. This identified the presence of creative people and innovative, able to generate new growth through the invention and recombination as a critical success factor of a city or region.

Richard Florida (2009) speaks of the “creative class”, i.e. a “bohemian edge” are employees of new technologies, artists, musicians and other people different and innovative, which are concentrated in certain large cities in the world . He postulates that the creative class fosters personal and professional environment open and dynamic. This environment, in turn, attracts more creative people and businesses and capital. Finally creative people create competitive advantage and long-term prosperity.

Faced with these poles of attraction rural towns often have the disadvantage that their gifted and creative young people tend to seek his future away from his hometown. This brain drain is a major challenge for rural areas, because these streams contain the risk of cementing the disconnection with economic development. However, there are several examples of rural towns faced this challenge and made successful strategies not only to stem the brain drain but to attract new creative people.
Kim Huston (2011) explains in his book “Small Town Sexy” how small towns are attractive to young and creative leveraging their differences to large cities. People there is a quieter surroundings, closeness to nature and cheaper living costs a slower lifestyle and community. While it is important that these sites also offer good educational institutions, cultural and commercial offer attractive.
The Internet broadcast around the world certainly benefit rural towns. Equipped with a computer and a broadband connection can connect to any remote location with the most advanced knowledge and its protagonists. Of course, the infrastructure is not everything and remains a challenge in many rural towns of profiting more.

Florida emphasizes the tolerance factor. A city will be able to contain and attract people truly creative when accepting different forms and expressions of life. People supposedly “different”, for example homosexuals or immigrants, often prefer the big cities for their higher degree of tolerance, anonymity and the possibility of finding pairs. There rural towns requires extra effort for openness and integration to benefit from a diversity of talents.

In short, rural towns have structural disadvantages compared to large cities to attract creative people. It is not advisable to try to compete with the same forms and strategies in large cities, but it should look attractive and unique differential. If you cannot attract the real creative bohemians to the small rural town can attract other talents which weighted more about the benefits of quieter areas, with community, nature and affordable prices. In this case it also combine the talents that their interaction create real innovations and local prosperity.

Creatividad para pequeñas ciudades rurales

Seminario 16 y 17 de Abril en Chascomús

La creatividad está vista como un factor determinante para el desarrollo actual. En el pasado el éxito económico de un territorio dependía de la dotación de recursos naturales o infraestructura, pero con las ventajas naturales son dados y limitados y la infraestructura pierde su peso relativo cuando avanza de forma generalizada. Así se identificó la presencia de gente creativa e innovadora, capaz de generar nuevo crecimiento a través la invención y recombinación como factor crítico de éxito de una ciudad o una región.

Richard Florida (2009) habla de la “clase creativa”, es decir, de unos “bohemios de punta” compuesto por trabajadores de nuevos tecnologías, artistas, músicos y otra gente diferente e innovadora, los cuales se concentran en ciertas grandes metrópolis del mundo. Él postula que la clase creativa fomenta un entorno personal y profesional abierto y dinámico. Este entorno, a su vez, atrae a más gente creativa, así como a empresas y capital. Finalmente crea la gente creativa ventajas competitivas y prosperidad a largo plazo.

Frente a estos polos de atracción las ciudades rurales suelen tener la desventaja que sus jóvenes dotados y creativos suelen buscar su futuro lejos de su localidad natal. Esta fuga de cerebros es un gran reto para los territorios rurales, porque estos flujos contienen el riesgo de cementar la desconexión con el desarrollo económico. No obstante, hay varios ejemplos de ciudades rurales que enfrentaron este reto y realizaron estrategias exitosas no solamente de frenar la fuga de los cerebros sino atraer nueva gente creativa.

Kim Huston (2011) explica en su libro “Small Town Sexy” cómo pequeñas ciudades se hacen atractivas para jóvenes y creativos aprovechando sus diferencias a ciudades grandes. Allí la gente encuentra un entrono más tranquilo, cercanía a la naturaleza y costos de vida más económicos un estilo de vida más lento y comunitario. A la vez es importante que estos lugares ofrezcan también buenas instituciones educativas, una oferta cultural y comercial atractiva.

La difusión del Internet en todo el mundo beneficiar sin duda las ciudades rurales. Dotado con una computadora y una conexión de banda ancha de puede conectarse de cualquier lugar alejado con los conocimientos más avanzados y sus protagonistas. Claro que la infraestructura informática no es todo y queda el reto en muchas ciudades rurales de aprovecharla más.

Florida enfatiza el factor de la tolerancia. Una ciudad va poder contener y atraer gente verdaderamente creativa cuando acepte diferentes formas y expresiones de vida. Personas presuntamente “diferentes”, por ejemplo homosexuales o inmigrantes, prefieren muchas veces la grandes ciudades por su mayor grado de tolerancia, anonimidad y también por la posibilidad de encontrar a pares. Allí las ciudades rurales requieren un esfuerzo adicional de apertura e integración para poder beneficiarse de una diversidad de talentos.

En suma, ciudades rurales tienen desventajas estructurales frente a las grandes metrópolis de atraer la gente más creativa. No es recomendable de intentar competir con las mismas formas y estrategias con las ciudades grandes, sino cabe buscar atractivos diferenciales y únicos. Si no es posible atraer los verdaderos bohemios creativos a la pequeña ciudad rural, pueden atraer otros talentos los cuales ponderan más las ventajas de unos lugares más tranquilos, con comunidad, naturaleza y precios accesibles. En este caso se trata también conjugar los talentos que su interacción cree verdaderas innovaciones y prosperidad local.

Bibliografía:

Florida, R. (2009). Las ciudades creativas: Por que donde vives puede ser la decision mas importante de tu vida, Paidos Iberica Ediciones SA.

Huston, K. (2011). Bigger Is Not Always Better: Bardstown, Kentucky,Rural Research Report.

Las 3C: Ciudad Creativa Chascomús

Estos días se celebra el 1er Festival Nacional de Teatro y Títeres en Chascomús. La novedad es este festival es la forma comunitaria y participativa de la organización. Detrás está el colectivo cultural “La Usina” integrado por profesionales y personas vinculada con un nuevo enfoque de cultura local.

Este acontecimiento me hace reflexionar sobre el potencial de Chascomús de desarrollarse en una “Ciudad Creativa”. Este concepto creado por el urbanista Charles Landry  postula que las condiciones se deben crear para que la gente pensar, planificar y actuar con imaginación en el aprovechamiento de las oportunidades o hacer frente a los problemas de la ciudad. Su hipótesis es que la gente común puede hacer que lo extraordinario sucede si se les da la oportunidad. La creatividad se entiende como la imaginación aplicada.

En la ciudad creativa no es sólo los artistas y los que participan en la economía creativa que son creativos, a pesar de que juegan un papel importante. La creatividad puede venir de cualquier fuente, incluyendo cualquier persona que se ocupa de cuestiones de una manera inventiva se trate de un trabajador social, un empresario, un científico o un servidor público. La ciudad creativa identifica, nutre, atrae y mantiene el talento por lo que es capaz de movilizar ideas, talentos y organizaciones creativas.

Landry argumenta que en el futuro el software de la ciudad y la infraestructura suave será tan importante como el hardware. Se cambia el énfasis de una preocupación exclusiva por las estructuras físicas para centrarse en la dinámica humana y el aprovechamiento del potencial de las personas. Dentro de este nuevo enfoque será la aplicación de la creatividad en todas sus formas que determinará el éxito o el fracaso urbano.

Los indicadores clave de la creatividad, la flexibilidad y la capacidad de prueba de futuro de una ciudad son los siguientes:

  • marco político y público
  • distinción, la diversidad, la vitalidad y expresión
  • apertura, la confianza, la tolerancia y la accesibilidad
  • el espíritu empresarial, la exploración y la innovación
  • dirección estratégica, la agilidad y visión
  • el talento y el paisaje de aprendizaje
  • comunicación, conectividad y redes
  • el lugar y el hacer el lugar
  • habitabilidad y bienestar
  • profesionalidad y eficacia

Viendo la realidad de Chascomús frente a estos indicadores vemos que hay varios de ellos, pero todavía muy fragmentados. El reto está en conjugar las distintas competencias y unir los diferentes actores comunitarios, públicos y privados para aprovechar mejor el potencial creativo de la ciudad.

Esto no es una tarea fácil, porque se enfrenta con la resistencia de la cultura tradicional y mucho peor de la apatía. No obstante, la movida del Festival nos muestra que sí se puede y motiva a recrear la ciudad y su economía de forma creativa.